Trubia A4/Naval

TRUBIA A4/NAVAL

 -Características:

Origen: España.
Año: 1936
Unidades: desconocidas.
Tripulación: 4 unidades.
Peso: 5,5 tn.
Longitud: 3,55 m.,
Ancho: 1,70 m.
Alto: 1,85m.
Armamento: 2 ametralladoras Vickes
Blindaje: máximo de 13 mm
Motor: MAN refigerado por agua.de 6 cilindros y 70 cv.
Velocidad: 45 km/h
Pendiente: 35º
Trinchera: 1,60m
Vadeo: 0,60m
Alcance: desconocido.

A-4


Naval

Introducción: Los FTs españoles previos a la Guerra Civil

FT-17 en Marruecos

La primera aproximación de España al mundo blindado se produce tras la Gran Guerra, cuando se intentaba “pacificar” Marruecos frente a las rebeliones de las tribus musulmanas, mas tarde, a este conflicto se le conocería como “Guerra del Rif”. Francia estaba ya involucrada en el sector con varios tanques FT y España de forma eventual valoró y realizó la compra de alrededor de 20 tanques en 1919. Algunos de estos FTs incluso participaron en el primer desembarco de tanques en la historia en Alhucemas en 1925. Este mismo año, el Ejército Español comenzó el desarrollo de un programa que culminase con la producción de un tanque de origen nacional, basado ampliamente en las experiencias y el diseño del FT. Además se compró un Fiat 3000 italiano para su evaluación en 1925 que permitió el desarrollo del Tanque Ligero Landesa.

El Trubia A4, prototipos y diseño.


El Trubia Modelo 1925 fue desarrollado por la Fabrica de Artilleria Trubia en Asturias, en la zona indsutrial norte del país. El casco estaba hecho por placas blindadas soldadas entre sí de unos 18 mm de espesor, todo ello sobre un marco de metal como el el Renault original con el que compartía dimensiones y configuraciones similares. El primer motor elegido fue el Hispano-Suiza 40/50 de cuatro cilindros que actualmente propulsaba a los tractores de artillería del Ejército El ejercito estimo que la potencia de fuego limitada del FT original debía compensarse con una nueva torreta. Esta tenía una configuración muy original consistente en dos clindros que giraban independientemente, permitiendo hacer fuego en direcciones opuestas si era necesario. Por tanto el tanque contaba con dos ametralladoras en la torreta, además de dos portones extras a los flancos. Un primer prototipo fue construido y nombrado como Modelo Trubia 75Cv, tipo rápido Serie A siendo testeado con gran éxito.

Otras características novedosas como la suspensión y las cadenas fueron montadas en un segundo prototipo. Al mando del programa Trubia se encontraba el Capitán Ruiz de Toledo quien viajó por otros países en busca de novedades sobre el mundillo. Encontró un diseño único de cadena integrada en Alemania donde los eslabones eran suspendidos desde el chasis y fijados entre ellos por una pared lateral de metal. Este sistema fue diseñado para prevenir la salida de la cadena cuando se maniobraba bruscamente. La potencia del motor y la autonomía fueron incrementadas con el uso de un nuevo motor de cuatro cilindros de Daimler a ello se le unió una caja de cambios con cuatro marchas adelante y cuatro hacia atrás. Este vehículo no estaba compartimentado y el tren de rodaje podía ser alcanzado por la tripulación para reparaciones. Otra ametralladora fue montada en la casamata del conductor, de este modo 5 ametralladoras conformaban finalmente el armamento del tanque. La última innovación comprendía la refrigeración del motor y el habitáculo de la tripulación con un compresor/dispensador de aire.



El primero de este nuevo prototipo pre-serie (cuatro fueron encargados) fueron construidos en 1928, y pasaron sin problema alguno los test en la Escuela de Tiro. El segundo estaba listo para 1931, seguido de los otros dos en 1934. Mas tarde tres fueron asignados al Regimiento de Infanteria Milan, en Oviedo, para ejercicios y maniobras de campo, mientras tanto el primer A4 volvió a la fábrica en 1935 para reparaciones y modernización.

Las series del Trubia Naval


Cuando la Guerra Civil comenzó en 1936, los tres prototipos de Trubia que se encontraban en Oviedo fueron capturados por las fuerzas Nacionales mientras que el primer prototipo acabó en manos Republicanas. Su suerte es desconocida.



Sin embargo, los planes para el Trubia estaban lejos de acabar, todo Gracias al Capitán Ignacio Larrea quien lideró el proyecto desde el lado Republicano desde Sestao, cerca de Bilbao. Una nueva producción fue rápidamente autorizada por el gobierno autonómico del País Vasco. Se basaba en el tractor Landesa y fue denominado: “Carrolo Ligero Trubia Naval modelo 1936” o M36 (construido por la compañía nacional naval de Sestao). Fue conocido en el lugar como el “Euskadi”.


Los vehículos fueron comparados con “tanques de jugeute” por su pequeño tamaño, pero aun así requerían de una tripulación de tres personas. El armamento consistía en dos ametralladoras Vickers, una en el casco manejada por el conductor y otra en la torreta. El carro al no estar compartimentado hacía que el calor y el ruido desprendido por el motor incordiase de gran medida a la tripulación que en pleno uso del carro no aguantaba mas de 30 minutos en su interior debido al sofocante calor. Además los vehículos fueron empeorados con un tren de rodaje sin suspensión y un motor de peores características. El blindaje variaba desde los 6 a los 16 mm. El peso total era de 5 toneladas.



La producción en serie comenzó en 1936 y acabó en 1937. Poco se conoce sobre la producción total, los número varían de los 15-20 carros hasta los 30 dependiendo del autor. Los documentos oficiales se encuentran desaparecidos, se sabe que vieron combate pero eran mas usados para elevar la moral de la tropa que para largas operaciones de combate.

-Esquemas:

Carro de combate Trubia modelo A4, 2º prototipo. Estaba ligado al 2º Regimiento de Infanteria Milan 32, el cual tomó parte en la defensa de Oviedo. Llevaba el armamento completo de 5 ametralladoras, incluyendo tres Hotchkiss 7 mm. La "L" denotaba Ligero.


Prototipo Nº3

Un Trubia desarmado en 1938. Su arma "normal" eran 2 ametralladoras Vickers

Un Trubia Naval camuflado de las fuerzas republicanas en el Pais Vasco 1936


Licencia de Creative Commons

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cómo la psicología experimental puede enseñarnos a no caer en el phishing

Somua S-35

Semovente 75/18